23 noviembre 2010

En tierra extraña

La tortilla de patatas que preparé no estaba muy allá, pero a los comensales les pareció magnífica. Sal tenía la mínima, así que un punto más no le habría venido mal. En fin, extrapolando a mi vida y al futuro, lo que para mí estará regular, a los demás les parecerá estupendo. Recordaré eso para las entrevistas de trabajo ¿Un defecto? La autoexigencia.

A ver si todo se asienta y comienzan las rutinas. Entonces todo irá bien, enflaqueceré, me brillarán los dientes, me haré más alto y oleré a fragancias francesas. Qué buen tiempo se avecina cuando comiencen las lluvias. Aquí, en tierra extraña.

Cómo interpreta Manolo. Qué gran actor

*

6 comentarios:

Antonio Almansa dijo...

Eres muy grande, tu sigue así que te veremos llegar lejos.

Hasta que volvamos a casa por navidad

Julio Béjar dijo...

Un abrazo entre afrancesado y tortipatatero. Cuídate y nos vemos pronto.

Merche dijo...

Ole tú!! Te esperamos, bonico, y si quieres más recetillas, pregunta jajaja

Manolo Arana dijo...

patatero, se te echó de menos en el perfopoesía, ahí debatiendo a muerte y tal...

volver a casa tampoco es fácil. ánimo, hombre!

Anónimo dijo...

Lo mas extraño no es esta tierra extraña... sino la vida que hace que ahora estas aqui.

Sr. Curri dijo...

-Antonio, muchas gracias. Lejos ya voy llegando, no me ves? De momento voy por Francia, jeje. En navidad nos tomamos unas tapicas en el Florida, fijo.

-Julio, gracias hombre. Nos vemos en los Banderines en la gran fiesta navideña del 21 de Diciembre!

-Merche, mándame recetas, que aquí se piensan que soy un gran cocinero (de momento los voy engañando), pero no salgo de las croquetas, el salmorejo y las migas... Muchos besos!

-Manolo, pues si vieras la rabia que me dio a mí no poder ir... Me quedé con to las ganas, el año pasado estuve de público y este año me invitaban a participar. En fin... Aquí no se está mal, el texto es una excusa para poder poner el vídeo de Manolo Escobar, que es el verdadero protagonista. Y el folclore del exilio español. Un abrazo.

-Anónimo, La vida es extraña, vaya. Y te lleva de un lado para otro sin casi darte cuenta. A ver dónde aparecemos dentro de un tiempo. Así que pasen cinco años -que decía Lorca.