09 julio 2007

Exótico

15 junio 2007

Aún siendo poca cosa, sin un brillo especial en nada, el aspecto exótico y la falta de dominio de la lengua te hacen parecer distinto en otro país, a ti y a cualquiera que sea más o menos normal y no escupa en las fuentes; incluso no hace falta irse tan lejos, te puede pasar lo mismo si te vas a otra ciudad o a cualquier otra parte que quede un poco lejos de tu casa.

Y con eso puedes caminar, porque sabes que, por lo menos, todo no es esto multiplicado. Que te puedes manejar en otro espacio y hasta tendrás tu público si perseveras. Podrás hacer algo más entonces que ser un borracho los sábados y un inútil los domingos.

*

3 comentarios:

la perdedora ludópata dijo...

Yo voy más lejos. Creo que una luz de neón me señala nada más entrar en un supermercado que no es el mío.

Me parece bien alternar sábados y domingos borrachera e inutilidad. Mi jefe tiene el increible don de simultanear ambas de lunes a viernes. No sé qué hace los fines de semana.

Saludos!

arana dijo...

"y hasta tendrás tu público si perseveras"

perfecto

verdor dijo...

gracias por tu comentario sobre la torta Ópera; sï, realmente es deliciosa(además de difícil de realizar su armado). ¡Qué interesante que estuviste en francia!=). Yo sé que en algún momento viajaré a Europa, ya que me lo he propuesto y todo lo que uno se propone alcanzar, lo consigue.
Es muy cierto lo que dices, cuando uno viaje se encuentra fuera de contexto, y esto es obvio tanto como para uno que como para la gente del país donde estés.
un saludo