03 junio 2007

El fin

2 mayo 2007

Se acaba el viaje.
Cuando salí estaba lloviendo y ahora, a las pocas horas de llegar, aún no ha parado. El agua me sigue y las películas para todos los públicos. ¿Qué diría Propp de estas comedias de policías?
Ahora, al llegar, habrá que acostumbrarse al nuevo ritmo. Acuérdese viajero, que usted quiso volver porque aquí estaba su casa. Veremos entonces dónde dejamos los libros.

*

4 comentarios:

Álex Chico dijo...

El comlplicado oficio de volver, y el más complicado aún oficio de permanecer. Veremos dónde te llevan tus pasos.
Un abrazo.

El detective amaestrado dijo...

YO siempre tardo un par de semanas en volver después de que mi cuerpo lo ha hecho.
De hecho, los libros que traigo de los viajes suelen hacer el oficio de eficaces anclas

Anónimo dijo...

Que envidia me da que tu puedas elegir. Si ese maldito dicho de que dios le da pan a quien no tiene dientes, todavía me esta rebotando en la cabeza y me da una rabia sentir que es cierto.

Maliche

la perdedora ludópata dijo...

¿Le persigue una nube? Póngalo en inmediato conocimiento de las autoridades competentes.

Besos,

Vir