10 junio 2007

Las becas

23 mayo 2007

Vamos a ver. Te lo digo más alto, pero no más claro. Te falta un formulario para poder completar el impreso; claro que, como todo el mundo sabe, no puedes entregarlo a menos que antes compulses este tebeo de Las doce pruebas de Astérix por la página de la prueba de la burocracia. No olvides enviar los documentos al ministerio, junto con una copia del Vuelva usted mañana de Larra grapada como anexo. Todo el volumen lo metes en un sobre, lo mandas por fax y esperas, que ya te comunicaremos el fallo en el plazo previsto en la resolución en los días hábiles o naturales que estimemos oportuno. Mándalo pronto porque se te va a cumplir el plazo, pero es posible que después te falte este impreso que nos estamos inventando ahora. Buenos días y adiós.

5 comentarios:

Miguel Ángel dijo...

Nadie dijo jamás que tratar con la burocracia en este pais fuese fácil. Yo creo que lo hacen a drede para que no les molestemos y lo hagamos trabajar, aunque bien que lo cobran de nuestros impuestos.

arana dijo...

tol arte, curri

Sergi Bellver dijo...

Te imagino, por un momento, barajando un montón de impresos en papel salmón, negando con la cabeza y expirando por la nariz, sobre una mesa de madera reblandecida por la humedad, en la desconcertante taberna de El castillo de Kafka.

pd: no se me olvida ese correo-e pendiente, es que quiero hacerlo con tiempo, y eso, en estas dos útlimas semanas, es una quimera.

Je vais, j'arrive, j'arrive!

mismilcosas dijo...

Jajajaja yo pase por eso para irme de erasmus, di mas vueltas que una pelusa en un embudo, pero al final conseguí todas las pruebas... Aunque luego hay más pruebas cuando vuelves jejeje

Animo, no desistas!!

Arilena dijo...

Yo al final nunca sé si el que me tengo que quedar es el blanco, el verde, el azul o el salmón.
Y además de los papeles (compulsados, fotocopiados, adjuntados...) está lo de las fotos para la matrícula. ¡Dios mío! Qué harán con tanta foto. En cada sitio nuevo te piden CUATRO. Así luego se acaba dando aquellas perdidas de hace cinco años por no volver a la tienda a hacerte más fotos.