23 mayo 2007

Gente sola

23 abril 2007

Gente sola en los ríos, en los parques.
Esto da la gran ciudad: la voluntad ha triunfado.
Uno elige estar solo. Estar en una foto y en la siguiente desaparecer. París es circular y no para de dar vueltas. Y el turista, cada vez menos persona, transita alrededor.

.

9 comentarios:

la perdedora ludópata dijo...

¿París es en realidad una noria?

VeRa dijo...

yo no estoy tan segura de ke uno elija estar solo.
La soledad es una enfermedad...
Estamos solos por miedo, por angustia, por desamor.
Los felices nunca andan solos.
Por algo ha de ser...digo yo

srcurri dijo...

Es verdad, perdedora. París es una noria. Con luces de colores. Y a los que no pagan la entrada, los tiran al senna.

Vera, bueno... Yo creo que todos elegimos siempre, no? Algunas cosas nos caen solas, pero la mayoría son cosa nuestra; y lo de ir solo es una actitud de escritor, es que queda mejor en los textos. Saludos!

El detective amaestrado dijo...

Paris era una fiesta. París no se acaba nunca. París bien vale una misa...

Arcángel Mirón dijo...

Me gusta la idea ésa de que la voluntad triunfa.

¿Cómo estás, tanto tiempo?

Besos!!

Lost in Translation dijo...

sabes que el otro dia pensaba sobre eso? miraba a mi alrededor y solo veía personas solas. Solas mandando un mensaje. Solas con la musica, solas, solas.
cada vez estamos mas solos. Podría decir que siempre nos quedará Paris, pero quizás no sea el mejor de los momentos para dejarlo en colación.-

Perseo dijo...

La soledad no es un estado físico ni una huida hacia atrás. La soledad no es una decisión personal ni la consecuencia urbanística de una ciudad cualquiera. La soledad es un mirarse a la cara cuando silban las esquinas del viento.

Álex Chico dijo...

Como buena ciudad, París es un estado de ánimo. Como lo fue Granada en esos días azules del Anaïs, o esos días rojos en el Albayzin. Por eso, su recuerdo es siempre circular: vienen a nosotros diciéndonos que no va a ser la última vez que los recordemos. Y sin embargo nosotros no sabremos nunca en qué momento, en qué circunstancias se nos aparecerán, siempre acaso como la primera vez.

srcurri dijo...

Detective, es verdad que París es mucha cosa. Tanta que a veces llega a cansar y hay que tomar distancia para disfrutarla. Saludos!

Arcángel, acabo de darme cuenta... triunfo y libertad en una misma frase... mal asunto. Qué bueno volver a verte.

Lost: estar solo no tiene que estar mal, siempre que uno lo elija. Y aunque uno no lo elija. Y si no, siempre nos quedará la tele.

Perseo, creo que tienes razón cuando dices eso de que "la soledad no es la consecuencia urbanística de una ciudad cualquiera", por tristes que sean los parques. La soledad es darse cuenta de que uno es un individuo, único e impar, por mucho que haga por cambiarlo. Gracias por pasarte.

Alex, dices "las ciudades son estados de ánimo..." y uno se acuerda de los poemarios de Fonollosa o de la Granada de "Paseo de los tristes" de Javier Egea. Noches azules en el Anaïs. Un abrazo.