08 noviembre 2007

Publicidad


Dale a tus ilusiones lo que se merecen:
Ningún crédito.
Nada.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No sabes el salto que he pegado al abrir tu página y ver la foto. En una décima de segundo sabía ya lo que era. Verás, hace un par de meses hice esa mismita foto en la sucursal del BBVA en calle Larios. Iba andandito, a mis cosas, y paré en seco. Click. No doy crédito, Sr. Curri. Qué cosas.
Vir

B.C.M. dijo...

Al menos no ten engañan...

txe dijo...

vaya vuelta de tuerca

grande dijo...

GraNde!!

srcurri dijo...

.Perdedora ludópata, ¿por qué se ha acabado tu blog? Si hay todavía un montón de fiestas de pueblos y coleccionables que reseñar. Precisamos tu fina ironía. Este comentario de no dar crédito a las ilusiones lo deberías de haber escrito tú.
Vuelve a casa vuelve, aunque sea por navidad.

.BCM, además de tus iniciales, tus siglas pueden ser un acróstico de Borges Contra el Mundo.
Es verdad, no te engañan, pero yo creo que se han equivocado. No pensaron que sus palabras tuvieran doble sentido.
Nos vemos!

.Txe, jeje. Sí, otra vuelta. Ahí estamos, mirando con mala intención.
Un saludo.

.Grande, hay un grupo musical que debe encantarte. Antes se llamaban Garzón, pero ahora se llaman GRANDE-Marlaska.
Saludos.

Luna Miguel dijo...

me encanta.





averíguame lo del bello please!!! :P

Sergi Bellver dijo...

Me recuerda a un libro de estilo periodístico al que le echo un ojo de vez en cuando, está lleno de ejemplos (sobre todo en titulares) de cómo la intención del "autor" es traicionada por su torpeza.

Ahí está la mirada del escritor (no tiene otra cosa, en realidad, más que la mirada), para que no pase desapercibido.

Cuánto tiempo, amigo Curri... ¿Qué es de tu vida? y sobre todo, ¿qué hay de tus letras? ¿En qué andas?

El otro día vi en el metro a una chica con un título (otro, pero inconfundible, la espiral...) de El Gaviero bajo el brazo y me acordé de ti.

Este verano pasado fue un desastre (ni Almería, ni nada, me quedé en mi zulo de la meseta), por eso mi autismo, pero ya no estoy mudo, aquí estamos, renovados, dando guerra.

Le mando un fuerte abrazo, señor Curri.

pd: por si te apetece jugar, o le puede interesar a alguno de tus lectores y amigos, o sea, cómplices -culpables de relato breve en primer grado-, te dejo una pista:

I Premio de Relato mínimo Diomedea.