27 abril 2007

Las ciudades

Te vi llegar
y sentí la presencia de un ser desconocido
-Las ciudades, José Alfredo Jiménez-
19 de marzo
_
Todas las ciudades son como la mía. Se construyen a semejanza, más grandes o más pequeñas, pero resultan lo que son, siempre, en comparación a mi ciudad. La más grande de todas es como la mía, pero más grande y la más pequeña igual, pero con menos cosas. Aunque no fuera la primera en construirse, existe para mí en primer término y es la verdadera ciudad, como Pierre Menard es el autor del Quijote. Si mi ciudad no existiera, las demás no tendrían sentido y, a veces, no lo tienen.

8 comentarios:

javier dijo...

Muy bueno Sr.C, probablemente el que más me ha gustado de todos. Me encanta incluso pienso en copiarlo como una gran cita en esos cuadernos de citas que nunca se rellenan. Un saludo, en bcn hace mucho calor y el sol siempre será vida, como el de mi ciudad.
p.d. no es comentario de buen rollo típico de blogs. Realmente me ha gustado.

VeRa dijo...

Si tu ciudad no existe, las demas no tienen sentido
Muy bueno. Muy cierto.

Vengo del blog de Bob Chow, donde se está discutiendo acerca del caracter verdadero de la realidad. En terminos de "la realidad deja de existir cuando dejo de mirarla"

Algo como lo que me dijo mi hija a los tres años:
"esta calesita...existia antes de que yo naciera"
"si, claro..."
" y PARA QUE?"

Saludos Sr Curri.
Le invito humildemente a mi blog

VeRa dijo...

Perdon!!!

Javier...me has clavado una duda
Mi comment SI que es "comentario de buen rollo típico de blogs"??

oh my god

Lost in Translation dijo...

me ha gustado mucho este post, ademas yo hoy venia meditando en mi blog acerca de mi ciudad tambien. Y de su origen. Y de lo que supone para mi.
Me gusta pensar en esas cosas y a veces me asusto. Es cierto las demas no tendrian sentido..

El detective amaestrado dijo...

La causalidad ha hecho que esta tarde estuviera repasando ese cuento de Borges, que citaba Bioy en sus memorias...
O sea, la memoria de alguna ciudad que olvidé

Luna Miguel dijo...

Las ciudades son invisibles.
Como dirían en Radio 3.

Lo que pasa, es que hay veces en que uno no tiene ciudad, yo ya no sé cuál es la mía. Supongo que ahora me tocará encontrarla.

Astilla dijo...

Y yo no sé, yo no sé, que por tu culpa, he caminado por la calle principal de mi ciudad recordando cuanto se parece esa calle principal a otras calles principales de otras ciudades.
Y luego al llegar a casa he corrido a buscar las ciudades invisibles de Calvino para pasar toda mi tarde en ellas.
Ha sido un buen sábado. Y pensar que todo comenzó contigo en algún rincón de tu ciudad, escribiendo sobre otras ciudades y la tuya.

Un beso.

Mari Carmen dijo...

Nunca he tenido una ciudad, aunque haya nacido en una. Y las he tenido todas. Porque todas me las apropio en cuanto respiro sus calles, sus parques y sus cielos.
Y esas, esas, ya nunca más son invisibles.

Saludos.