26 enero 2007

Presentación del banderín del zaguán n° 7, Miguel Ángel Muñoz (parte I)

Los banderines del zaguán son unas plaquettes de poesía que los miembros de la Asociación La Candela presentamos cada dos martes en el pub zaguán de Almería. Estas publicaciones, diseñadas por Ana Santos, tienen forma de banderín de equipo de fútbol y contienen en su interior 4 o 5 poemas; en el caso de Miguel Ángel Muñoz, 4 microrrelatos. Los actos tienen siempre un presentador del ámbito de la cultura y las presentaciones suelen hacerse con música en directo mientras que en una pantalla se va viendo una exposición de imágenes de un artista contemporáneo. Además, los propios poetas son los que ponen la música antes y después de su recital, en una sección que llamamos El poeta dj!
Próximamente estarán disponibles los banderines para que se consulten en la página de la asociación www.lacandela.es así como una entrevista amplia con cada uno de los autores.
De momento, la lista de banderines ha sido: Juan Manuel Gil, Luna Miguel, José Luis López Bretones, Juan de Dios García, Joaquín Ruano, Elena Medel, Miguel Ángel Muñoz, Fernando Labordeta Blanco, Ramón Crespo, Paco Luis García Cuenca, Rafael Espejo y el próximo día 6 de febrero, a las 22 h, el invitado será Raúl Quinto.

A continuación os pongo la presentación que hice del banderín n°7 el martes 31 de octubre de 2006, especial relato corto, de Miguel Ángel Muñoz -podéis ver más sobre él en su blog www.elsindromechejov.blogspot.com.

Buenas noches, esta noche de banderines va a ser distinta. Normalmente los banderines, que son estos libritos que podéis conseguir en la barra por un euro y que traen cuatro composiciones del autor, normalmente, digo, estas plaquettes son de poetas, pero hoy va a ser la primera vez que la asociación La Candela dedique uno de sus banderines al cuento.

Hoy que es la noche de difuntos, la noche de los muertos y de Halloween, hemos pensado que podíamos traer a uno de los grandes narradores de la provincia, para que nos contara sus cuentos y pensando, pensando, hemos pensado que podría venir él.

He buscado en google información sobre el autor, he tecleado Miguel Ángel Muñoz y me han salido realmente muchos enlaces. He descubierto que, además de escribir, Miguel Ángel ha hecho bastantes cosas en la vida. Me he enterado de que es actor y cantante. Primero tenía un grupo que se llamaba Upa dance, después el grupo se separó y entonces comenzó su carrera musical en solitario con el nombre artístico de Mam, con eme al final.

En sus trabajos como actor, ha demostrado sobradamente que le gusta salir en la tele enseñando el torso desnudo sin que esto tenga que ver demasiado con la trama. Entre sus grandes logros artísticos destaca haber sido durante unos meses novio de la hermana de Penélope Cruz, justo en el tiempo en que Penélope era novia de Tom Cruise, así que Miguel Ángel no sólo fue cuñado de Penélope Cruz, sino que también fue concuñado de Tom Cruise, nada menos. Espero que no os hagáis líos de familia. Lo importante, lo que os tiene que quedar claro es que Miguel Ángel y Tom Cruise fueron familia. Para que veáis que aquí sólo traemos gente buena, los banderines del zaguán sólo traen gente importante, con criterio.

Entre los asuntos literarios podemos mencionar que ha sido portada de numerosas publicaciones tan prestigiosas como Loka magazine–con k-, Superpop, Revista 40, Nuevo vale, Ragazza o Teleprograma. También Miguel Ángel es el autor –en colaboración, eso sí, con tres autores más- de la letra de su canción más emblemática y que dice así en su estribillo:

Tú dirás que estoy loco, loco, loco, loco
Pensarás que estoy loco, loco de atar
Tú dirás que estoy loco, loco, loco, loco
loco por quererte besar

Bueno, en realidad, Miguel Ángel Muñoz, nuestro Miguel Ángel sólo ha tenido la mala suerte de ser español y tener un nombre corriente –si tuviera un nombre menos habitual, si se llamara, no sé, Antonio García Fernández, esto no le pasaría-. Bueno, pues por esto de ser español, le ha pasado que coincide su nombre y su apellido con el del actor de la serie de televisión Un paso adelante, y algunas veces esto puede dar motivo a equívocos. Pero esto es circunstancial, sino ya lo veréis, dentro de un par de años, cuando crezcan las adolescentes que ahora siguen al efebo, y nadie se acuerde de ese muchacho, veréis como sí que se van a acordar de este Miguel Ángel.

10 comentarios:

El detective amaestrado dijo...

Que bueno que queden personas con ganas de hacer cosas así. Significa que no está todo perdido...

Anónimo dijo...

Je viens te lire ton article,il me plaît bien.

Lost in Translation dijo...

a ver...o sea el de la serie hace poesia? Es que estoy un poco espesa vengo de un examen y creo entender que el actor ademas de actor es poeta? o hay un poeta con el mismo nombre que el actor¿? los examenes me matan...

srcurri dijo...

.Detective amaestrado, gracias. Aunque a veces cunde el desánimo, al final salen las cosas; como decía aquel lema de la bola de cristal: Solo no puedes, con amigos sí. Esto lo llevamos entre tres... Por cierto, buscamos a alguien que nos haga una página web bonita, si conocéis a alguien... Saludos!

.Merci, Anonyme, pour lire l'article jusqu'à la fin. Au moins il y a d'images pour faire la lecture plus facile. à plus.

.Lost in traslation, sí, son dos personas distintas, es un narrador, no es poeta -de momento- que se llama igual que el de la serie, por eso es la broma, por la coincidencia. Espero que te saliera bien el examen y que saques un diez por lo menos.
Saludos!

Lost in Translation dijo...

holaaaaa, gracias por la aclaracion. En el examen hice lo que pude jajaja. Veremos que pasa...
A mi me pasa lo mismo que a esta persona, en argentina hay una actriz que se llama y se apellida igual que yo y mas de una vez recibo correos que deberian ir a la actriz y no a mi...

Francisco Ortiz dijo...

Afortunada y divertida presentación.

Sergi Bellver dijo...

Aclárame algo, Antonio, ¿la mala suerte de Miguel Ángel se queda en tener un nombre común o alcanza lo de ser español? Porque tal vez si se llamara, no sé, Michel Mignon y fuera un cíclope (amable, departiendo con el héroe, con su ojo fijo en las necesidades del invitado a su caverna, sin duda) con acento provenzal (todo el gastado roquerío mediterráneo tiene algo de griego, bien lo sabes), cierto síndrome se habría propagado como el fuego por una biblioteca ¿no?, por esas tierras galas, tan fértiles para la palabra y donde la gente aprecia el buen comer hasta bajo los soportales negruzcos del metro.
Menos mal que ese banderín ya pasó, o ahora hubieras encontrado en el Google que a la madre de MAM, pitonisa, la habían pillado en un ataque cleptómano. En fin, me pregunto si por seguir la coña a nuestro Miguel Ángel no le dio por quitarse la camiseta en plena lectura… por necedades del guión.
Espérate que no salga un Antonio García Fernández delantero centro del Almería ¿“Timaginas”? Nombres… a otro Miguel Ángel Muñoz también le dieron un premio hace poco, y este sí era un escritor, con lo que hubo cierta confusión entre quienes siguen la bitácora del “nuestro”. A mí ya van tres veces que me cambian el apellido y me toman por el dramaturgo Belbel, y una vez me dio por darle al mío en el Google y salió un tenor del Liceo. Ya ves, mi doble tiene porte mucho más lírico, pero se compensa porque yo escribo bastante peor que nuestro Muñoz.

Me da que esos martes en los que, pasando de augurios, os casáis y embarcáis con la poesía (lo del banderín de fútbol también parece un acto de empecinamiento cultural) deben ser una auténtica delicia.

Hoy me he tomado el tiempo (como me propuse con quienes me interesan) de leer con calma y retrospectiva tu bitácora, y como quiera que lo he hecho en casa (me llevé una copia enterita en la memoria portátil) me ha dado para ser exhaustivo, pero para no extenderme demasiado (sí, flípalo, para mí esto es poco, leído lo leído), sólo algunos fogonazos:

Brillante lo de Azcona y Ferreri; competentes las traducciones (hasta donde alcanza mi oxidado francés, porque no sabría cómo resolver el comienzo de ese “Sont-ils de ceux qu'un vent penche...”); me ha encantado esa aquiescencia con la desolación de los Simpson en Huelva; lo mejor de la bitácora (a mi gusto) son tus crónicas francesas (¿qué haces en Tours?); los cuentos de 100 palabras (una vez envié uno para que lo colgaran en los vagones de metro de Santiago de Chile, pero no se pudo… porque la iniciativa era para chilenos); me ha emocionado (incomprensible y absurda/mente -la mía-) esa respuesta materna de “Cuando te hayas leído los que tienes en casa”, porque a mí todavía me la dan de vez en cuando, aunque hace ya seis años que no pueda hacerlo mi madre.
Pero sobre todo me ha gustado tu sms:

“Odio al poeta. Tardar seis anos en convertir una idea vaga en palabras abstractas. Odio al hombre que quiere trascender.”

Renunciar, al ensimismamiento, a la gravedad, pero no dejar de exponerse. Hace tiempo me di cuenta de que no era cuentista, hace mucho más, de que no era poeta. Sólo sé que escribo. Renunciando, que es otra manera de ganar tiempo para saber quién eres. Y ya ves, con tu sms, renunciando a las “enyes”, has convertido (sin casualidad, no la hay) seis primaveras en seis culos y por ende, esas abstracciones en meros mojones (hitos de mierda) que acotan la autopista al ego de los falsos poetas.
No creo en los concursos, Antonio. Por no creer, ni siquiera voy a votar por mis bitácoras favoritas en esos premios pelmazos de la “blogosfera”. No creas tampoco, más que en el curso natural de lo que haces. Porque por esa deriva, ahora mismo, va a un albatros y le apetece mucho, mucho, leer “La eterna promesa”.Ya ves.
En “Largo domingo de noviazgo” reconstruyen Orsay cuando era estación, y como me gustan los imposibles, me imaginaré un café allí.
Á bientôt, Monsieur Curri.

Pd : me encantaría echar una mano con el diseño de la web para los banderines, pero sólo sé “tunear” plantillas de blog.

Anónimo dijo...

Yo solo quiero decirte que te extraño mucho, y que no te mando sms por lo que hablamos esta navidad. y que hoy llevo 5 partos y una cesarea y mi neurona ya no dá pa mas...
Tengo que contarte muchas cosas, tantas que ya no me voy a acordar de acordarme..
Cuidate mucho,come bien que ya mas flaco no vas a estar bonico, y no salgas sin bufanda,que en el extrangero hace mucho frio.

srcurri dijo...

.Sergi Bellver... Vaya, no sé qué decir... Muchas gracias por haberte tomado tanto tiempo y por hacer un análisis tan exhaustivo de todo el blog, como un tertuliano de la tele que intenta ser elegante cuando no sabe qué decir, voy a decir una de esas frases manidas: No tengo palabras. Pero es mentira, sí que las tengo, y un montón. La primera es gracias. Y después recomento tu comentario:

Yo no tengo ninguna duda de que Miguel Angel Muñoz, nuestro MAM, va a publicar otro libro genial cuando lo tenga terminado -una novela, por lo que sé- y que, aunque no salga en la tele, se va a ganar el respeto de los que todavía no le conocen. De eso no me cabe duda, y si no, tiempo al tiempo. Le traeremos entonces de presentador a los banderines y le pediremos que se quite la camiseta y que baile, porque cuando hizo el suyo nos dejó con las ganas. Todos esperábamos un ballet de José Luis Moreno acompañándole e imágenes de cuando Valerio Lazarov descubrió el zoom para acompañar el ambiente, pero nos tuvimos que conformar con que nos contara sus cuentos -cuatro microrrelatos escritos especialmente para el evento, realmente bonitos. Y bueno, estuvo muy bien, pero donde se ponga un ballet de la tele con sus giros y piruetas, que se quiten los cuentos...

Te contesto a tus apreciaciones: Lo de Azcona y Ferreri es algo que tengo que continuar, este artículo es un resumen de la tesina que preparé y ahora tengo que escribir más cosas para completar la tesis, también sobre Azcona, te mantendré informado al respecto. A mí también me gusta el texto de Huelva y los simpsons, pero sobre todo me gustó vivirlo. Huelva es una ciudad a descubrir, después de todo, y la gente allí es estupenda. Seguiré con mis crónicas francesas; en Francia estoy de auxiliar de conversación, de profesor en un instituto, pero queda más interesante decir que me vine aquí a escribir mi novela. Más cool.

Es curioso lo de los cuentos de 100 palabras. Los míos también los pusieron en carteles en las paredes en una acción de la revista chichimeca.

Tengo también dos decepciones para ti... La primera es que cuando leí tu nombre por primera vez en el blog del síndrome también pensé que eras el dramaturgo, luego lo miré en google, porque no me sonaba que el nombre fuera con uve y ya vi que no...
Y la segunda es que los "seis anos" del sms fueron sólo una cuestión de algunos teclados franceses, que no tienen ñ o no te dejan hacerla. Después descubrí que también hay otros teclados que te dejan hacer "el truco", que paso a desvelarte: Alt + 164 = ñ. Un truco que yo no había descubierto entonces y que aún hay teclados, los de los portátiles franceses, que no te dejan hacer.

Muchas gracias, de verdad, por los ánimos y por todo; no me despegaré del rumbo del albatros.

Enrique Ortiz dijo...

Enhorabuena, no sólo el diseño, sino la idea y, claro, la presentación. Fascinante. En Granada, Vitolas del Anais están haciendo algo parecido. Por cierto, qué buenos nombres: López Bretones, Medel, Espejo (poetas) y nuestro Muñoz queridísimo. Un saludo.